31.5.11


Cúmulo de sensaciones, de frenesís. Gran sorpresa, para bien o para mal. Jamás podrás predecir los pasos, ni planear tu futuro a su costa. Tienes que seguirla, aceptarla y, sobre todo, apreciarla. Nunca debes despreciarla, ella es tuya, solo tuya, es tu regalo. Debes aferrarte a la tuya, nunca intentes poseer la de alguien, solo eres dueño de la tuya. Solo tuya, para lo que quieras. Es lo más valioso que tienes. Vívela, vívela, vívela. Vive tu vida.


          C'est la vie.