12.3.11

Puede que después de ti no haya nada, o me esté esperando todo. Pero lo cierto es que ahora mismo no me IMAGINO nada más después de ti. Se que sería mejor para mí empezar a imaginarme algo mejor, darme un tiempo, pensar que no hace falta estar contigo para ser feliz. Que yo soy una persona y que tu eres otra, completamente DIFERENTE a mí. Todo el mundo sabe o llega a entender que las diferencias siempre sacan lo peor. Puede ser cierto que los opuestos se atraigan, que le den un toque explosivo de frenesí al sentimiento, pero, tarde o temprano, esas diferencias, grandes o pequeñas, acaban interfiriendo. Y aunque en un principio pretendas ignorarlas, volverán para hacerte pasar el peor de los ratos. 
   




Que sea cierto el jamás.